Archivo de la etiqueta: milan kundera

El arte del Personal Branding

Hoy revisaba una pequeña obra que escribí hace ya muchos años, “El Vèrtex de l’Oblit” y, de repente, ha resurgido mi pasión literaria, una pasión siempre presente pero que a menudo he ocultado de forma expresa ya que no siempre he sido capaz de examinar mi propia existencia. Y, para mí, como dice Milan Kundera en El Arte de la Novela, la obra literaria  examina la existencia,  no la realidad. 

En palabras de Kundera, la existencia no es lo que ya ha sucedido sino el abanico de posibilidades humanas, todo lo que el hombre puede convertirse, todo aquello de lo que es capaz. 

Según Kundera, Hermann Broch repetía: “Descubrir aquello que sólo una novela puede descubrir es la única razón de ser de la novela. La que no descubre una porción hasta entonces desconocida de la existencia es inmoral. La novela no debe tener otra moral que el conocimiento”.  

El espíritu de la novela, dice Kundera, es el espíritu de complejidad. Cada novela dice al lector: las cosas son más complicadas de lo que crees. Esta es la eterna verdad de la novela. El espíritu de la novela es el espíritu de continuidad: cada obra es una respuesta a las obras que la precedieron, cada obra contiene toda la experiencia novelística anterior a ella.

Y todo el conocimiento que aporta la obra literaria es sumamente importante cuando, como afirma Kundera, llega un momento en que la imagen de nuestra vida se separa de la vida misma, se convierte en un ente independiente y, lentamente, empieza a dominarnos. La imagen llega a ser  infinitamente más real que uno mismo, de manera que que no es tu sombra sino que eres tú la sombra de esa imagen. Y en ese momento resulta absolutamente imposible acusarla de no parecerse a uno mismo sino que es la propia persona la culpable de la falta de parecido.

Estas reflexiones me llevan a asociar los pensamientos de Kundera con una de las tendencias que más  me interesan actualmente, la del Personal Branding. Una de las máximas virtudes del Personal Branding es, precisamente, lograr dominar tu propia imagen y ser tú quien la dirijas, de forma que tu vida coincida con ella. Cada persona debe dominar su marca personal y no dejar que sea ella  la que nos domine. Diseñar tu propia estrategia de Personal Branding es otra forma de analizar la existencia.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo actualidad, autores, escritura, filosofía, literatura, marca personal

El Eterno Retorno

Una vez más se repiten los rituales de fin de año. Los mismos convencionalismos retornan. Los mejores deseos con hipocresías y envidias incluídas. Los mejores buenos propósitos que nunca se cumplen. Aún así, año tras año repetimos las mismas rutinas tan magistralmente aprendidas.

Esta reflexión me ha hecho pensar en la idea del Eterno Retorno a la que se refiere Milan Kundera en el inicio de la magistral obra La Insoportable Levedad del Ser: un día todo se repetirá tal como ya lo hemos vivido y también esta repetición se repetirá infinitamente. La idea del eterno retornoo designa una cierta perspectiva desde la cual las cosas parecen ser distintas de cómo las conocemos: aparecen sin la circunstancia atenuante de su fugacidad. Esta circunstancia atenuante es la que nos impide pronunciar cualquier veredicto. ¿Es posible condenar aquello que es efímero? En un mundo basado en la inexistencia del retorno, todo está perdonado por adelante y, por lo tanto, todo está cínicamente permitido. En el mundo del eterno retorno, en cambio, cada gesto soporta el peso de una responsabilidad insostenible. Por este motivo, Nietzsche designó la idea del eterno retorno como “la carga más pesada”.

Ha empezado un nuevo año y todavía es difícil saber qué es cierto y qué no, qué es real y qué es sólo falsedad. Y, en consecuencia, todavía es difícil saber qué camino tomar.

Dice Kundera que “en el fondo es bastante natural no saber lo que uno quiere: el hombre no puede saber nunca qué es lo que debe querer ya que no tiene más que una vida y no la puede comparar ni con sus vidas anteriores ni corregirla en las posteriores. El hombre lo vive todo por primera vez y sin ninguna preparación. Como si un actor representara la obra sin ningún ensayo. Pero, ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo de vivir es ya la vida misma? Por eso, la vida es siempre un intento. Lo que sólo sucede una vez es como si no sucediera nunca. No poder vivir más que una sola vida es como no vivir ninguna”.

En este principio de año nuevo, pienso que Kundera nos lanza aquí una muy interesante reflexión. Ahora que es momento de enfrentarse a nuevos retos, a nuevos proyectos y a nuevos pedazos de vida, reflexionar sobre el sentido de la misma debería ser un deber. Quizás así todo fluiría a otro ritmo, con otra dinámica…

Deja un comentario

Archivado bajo autores, filosofía, literatura, psicología