Archivo de la etiqueta: familia

Todos somos genios

¿Qué es un genio? Dice Seth Godin en su último libro ¿Eres imprescindible? que un genio es el que observa algo en lo que otros se han quedado encallados y lo desencalla.”Nadie es un genio todo el tiempo”, dice Godin, “pero todos somos genios de vez en cuando. Lo trágico es que la sociedad insiste en dejar de lado la parte genial”.

La mejor forma de desarrollar desde la infancia todo nuestro potencial para ir configurando nuestra Marca Personal es tener cerca líderes que confien y crean en nosotros. Empezando desde la cuna, es decir, desde la propia familia.

Padres y madres tienen que entrenarse para ser líderes, afirman Nuria Chinchilla y Maruja Moragas, profesoras del IESE, en un artículo publicado en La Vanguardia el pasado 23 de abril. “Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo que tener un piano no lo vuelve pianista. Tenemos que formarnos para ser los mejores referentes y ofrecerles lo que es realmente bueno para ellos a largo plazo. No lo fácil y lo que piensa todo el mundo. Los padres debemos ser los principales protagonistas en la educación de nuestros hijos. Nos jugamos su felicidad”.

Godin afirma que cada día se encuentra con personas que tienen un potencial enorme pero que han sido demasiado acosadas o amedrentadas para mostrarlo y ser capaces de construir su propia Marca Personal. “Se han convertido en víctimas, en peones de un sistema absurdo que las utiliza y devalúa”.

“Los niños son capaces de cualquier cosa” manifiesta Godin. “Muy pocos de nosotros nacemos con la intención de ser como la media, o seres típicos. Pero en algún punto de nuestra trayectoria, el adoctrinamiento aparece con fuerza y empezamos a buscar un lugar en el que ocultarnos”. Y esta adoctrinamiento es el peor enemigo del Personal Branding o la Marca Personal.

Por su parte, las profesoras explican que en los cursos de liderazgo de esta escuela de negocios enseñan a los directivos tres premisas fundamentales a la hora de tratarcon sus colaboradores: exigir como un jefe, enseñar como un maestro y amar como un padre.

“Amar a un hijo incluye exigirle y ayudarle a alcanzar su máximo potencial como persona. Padres y madres son modelos y guías de sus hijos, y tienen un papel insustituible como líderes de estos, pero también pueden ser contraejemplos que les generen rechazo. Muchos padres viven en un entorno muy materialista. Hay padres que sólo valoran la preparación técnica que les dan o les sumergen en regalos, viajes, actividades extraescolares… Hacen de ellos niños estresados, lo que puede derivar en activismo o adicción al trabajo. No les forman, porque ni saben ni llegan a todo, y las situaciones les sobrepasan. Les falta tiempo y energía para dedicarse a ellos”.

“Querer implica conocer el mejor camino de desarrollo personal y guiarles por él”, afirman estas autoras.

Siempre considerando, tal como dice Gibran Khalil Gibran en “El Profeta. La sabiduría de un gran maestro“, que nuestros hijos no son nuestros. Son los  hijos de la Vida y aunque están con nosotros no son del todo nuestros.

“Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos. por que ellos tienen sus propios pensamientos. Podéis albergar sus cuerpos, pero no sus almas. Porque sus almas habitan en la casa del mañana que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños. Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no busquéis el hacerlos como vosotros. Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer. Vosotros sois el arco desde el que vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia delante. El Arquero ve el blanco en la senda del infinito y os doblega con Su poder para que Su flecha vaya veloz y lejana. Dejad, alegremente, que la mano del Arquero os doblegue. Porque, así como El ama la flecha que vuela, así ama también el arco, que es estable”.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo educación, marca personal, Uncategorized

Constelaciones Familiares

Dicen los especialistas en Constelaciones Familiares que existen unas dinámicas que comportan identificaciones e implicaciones trágicas de una generación a la siguiente de forma totalmente inconsciente y que incluso la desgracia se hereda. El director del Instituto Gestalt de Barcelona, Joan Garriga, afirmó en una entrevista hace ya mucho tiempo que “Yo soy mucho más que yo. Soy mis padres y los padres de mis padres y también sus hijos no nacidos y sus amantes. Si queremos saber quien somos, tenemos que mirar genéticamente hacia atrás. Nadie no puede construir su destino al margen de su constelación familiar. Los descendientes asumen las culpas de los ascendentes de forma incondicional de manera que todo amor, odi, abuso, altruismo, perdura en la constelación familiar: nada se pierde. Todo emerge. Por ello, es necesario honrar lo que hemos recibido de los que nos precedieron y mirar las consecuencias de mis actos para los que vendrán después”.

También Sándor Márai, enLa Mujer Justa“, muestraPortadaafirma que para los burgueses lo más importante es conservar lo que habían creado con su trabajo y sus modales, con toda su existencia…”Sí, era más importante guardar que crear. Como si vivieran más de una vida al mismo tiempo, la vida de sus padres y la de sus hijos. Como si no fueran seres individuales, distintos de los otros, personas únicas e irrepetibles sino sólo momentos de una única y larga vida, vivida no tanto por los individuos como por la familia entera, la familia burguesa… Y como todo lo consideraban a largo plazo nunca podían estar tranquilos de verdad. Los únicos que viven tranquilos son los que viven el momento”.

 

Deja un comentario

Archivado bajo autores, literatura, narrativa, psicología, títulos