Archivo de la etiqueta: empresa

¿Qué nos motiva?

Últimamente, parece que todo confluye. Todos los libros que caen en mis manos guardan relación con los grandes temas que ocupan mi atención actualmente: las personas, la educación, la marca personal y la comunicación social. Sí, parece ser que todo está conectado.

Hace poco, gracias a la colección de libros que tenemos en las estanterías de RocaSalvatella, descubri a Daniel H. Pink y su obra “La Sorprendente Verdad Sobre Qué nos Motiva” (Drive. The Surprising Truth About What Motivate Us).

La principal tesis de Pink es que, cuando hablamos de motivación, existe un desajuste entre lo que la ciencia actual dice y lo que la empresa hace. Nuestro actual sistema operativo en el mundo de los negocios – construido con base en los motivadores externos, tipo el palo y la zanahoria- no funciona y a menudo resulta perjudicial. Necesitamos ir más allá y la ciencia nos marca el camino.

Este nuevo enfoque tiene tres elementos esenciales: 1) la autonomía o el deseo de dirigir nuestras propias vidas; 2) el dominio o la urgencia de mejorar más y más en algo importante, y 3) la finalidad, o el anhelo de hacer lo que hacemos al servicio de algo más allá de nosotros mismos.

Nuestro default setting, dice Pink, es ser autónomos y autogestionarnos. Por desgracia, las circunstancias, incluidas algunas nociones anticuadas sobre gestión, conspiran a menudo para cambiar el estado por defecto. La gente necesita ser autónoma sobre su trabajo (lo que hacen), el tiempo (cuándo lo hacen), su equipo (con quién lo hacen) y su técnica (cómo lo hacen). Las empresas que ofrecen autonomía, a veces en enormes dosis, están superando a sus competidores.

La nueva motivación ya no requiere obediencia sino que exige compromiso. Sólo a través del compromiso podremos alcanzar el dominio, mejorando en aquello que realmente importa. Y la búsqueda del dominio se ha vuelto esencial para encontrar nuestro camino dentro de la economía actual. El dominio empieza por la fluidez: experiencias óptimas que se dan cuando existe sintonía entre los retos que afrontamos y el nivel de nuestras capacidades.

Todos los niños empiezan siendo curiosos y autogestionados, afirma Pink, pero muchos de ellos acaban siendo obedientes y faltos de interés. ¿Qué les ocurre? Tal vez el problema seamos nosotros, los adultos que dirigimos los colegios y encabezamos las familias. Si queremos equipar a los jóvenes para el nuevo mundo del trabajo y, lo que es más importante, si deseamos que lleven vidas satisfactorias, debemos potenciar los elementos de la motivación intrínseca en la educación y la vida familiar. Como en la empresa, también hay un desajuste entre lo que la ciencia sabe y lo que los colegios hacen.

A medida que la economía mundial exige menos destrezas rutinarias y más creativas y conceptuales, hay demasiadas escuelas que avanzan en la dirección equivocada: redoblan su énfasis en la rutina, en las respuestas acertadas y en la estandarización. La clave está en ayudarlos a avanzar hacia la autonomía, el dominio y la finalidad.

¿Pero cómo lograremos avanzar en este sentido si los colegios no cambian radicalmente su filosofía, su metodología y sus procedimientos? Personalmente, no detecto ningún interés real en luchar por este cambio desde dentro de los colegios aunque me encantaría conocer iniciativas interesantes que desmientan mi percepción. Prometo intentar descubrirlas.

2 comentarios

Archivado bajo autores, creatividad, educación, empresa, marca personal, psicología

Libertad interior

“Las experiencias de la vida en un campo (de concentración) demuestran que el hombre tiene capacidad de elección. El hombre puede conservar un vestigio de la libertad espiritua, de independencia mental, incluso en las terribles circunstancias de tensión psíquica y física. Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas- la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias -para decidir su propio camino. Y allí siempre había ocasiones para elegir. A diario, a todas horas, se ofrecía la oportunidad de tomar una decisión, decisión que determinaba si uno se sometería o no a las fuerzas que amenazaban con arrebatarle su yo más íntimo, la libertad interna; que determinaba si uno iba o no iba a ser el juguete de las circunstancias, renunciando a la libertad y a la dignidad, para dejarse moldear hasta convertirse en un recluso típico”.

Víctor E. Frankl. El Hombre en busca de su sentido. 

Afortunadamente, hoy en día no existen los campos de concentración. Sin embargo, para muchos, y salvando todas las distancias, los campos de concentración modernos son los puestos de trabajo que aparentemente obligan a moldear la personalidad de los trabajadores hasta aniquilarla. Cada día podemos presenciar escenas de este tipo a nuestro alrededor. La mayoría de personas se levantan por pura obligación, sin ningún entusiasmo por incorporarse a su puesto de trabajo. Como ovejas del rebaño, se dirigen a sus puestos autolamentándose de su destino injusto. Una vez allí, se someten a las órdenes de sus superiores con total obediencia y también con total desánimo. La libertad y la autonomía personal se reducen bajo mínimos porque el trabajador ni se plantea la posibilidad de cuestionar la metodología o los planteamientos de la empresa. Y, según mi opinión, esta actitud es totalmente equivocada. Si nos consideramos un buen trabajador, implicado con nuestra organización, nuestra principal obligación es cuestionar todos aquellos procedimientos que considere que son susceptibles de mejorar e intentar aportar propuestas que contribuyan al progreso tanto de la empresa como de sus empleados.

Y, en el futuro, espero que la tendencia se encamine hacia la libertad del empleado, una libertad que debería empezar en el momento de seleccionar la empresa en la que trabajar. En este sentido, las empresas deberán esforzarse para ser atractivas para sus empleados y reunir una serie de características esenciales para que el empleado, sea cual sea su nivel, pueda desarrollar su labor con profesionalidad y rigurosidad pero respetando su personalidad y su libertad de elección. Sin embargo, esta tendencia todavía está lejos y pocos son los que se atreven a hacer las 6 preguntas más temidas por el entrevistador. Quizás cuando la situación social y económica actual mejore, las nuevas generaciones harán uso de su libertad, desde el primer momento.

 

1 comentario

Archivado bajo actualidad, autores, empresa, psicología, títulos

La empresa en la Web 2.0.

“La Empresa en la Web 2.0.- El impacto de las redes sociales y las nuevas formas de comunicación online en la estrategia empresarial-“

Este libro publicado por Javier Celaya en el 2008 es de gran utilidad para familiarizarse con el fenómeno de la nueva cultura digital y su aplicación en la comunicación empresarial.Es un libro básico para beginners que quieran iniciarse en el tema y tener una visión rápida y clara de las herramientas que configuran la web 2.0. y de la nueva cultura de comunicación que nace a partir de la figura del consumidor / usuario como centro del sistema.

Un error: no proporciona formas de contactar con el autor a través de la red. No se hace referencia alguna a su blog o página personal.

Así que seré yo quien os adjunte el link de su blog y de su cuenta de Twitter.

http://www.comunicacion-cultural.com/

http://twitter.com/javiercelaya

2 comentarios

Archivado bajo autores, comunicación, marketing, títulos, web 2.0.