Archivo de la etiqueta: 2010

El Eterno Retorno

Una vez más se repiten los rituales de fin de año. Los mismos convencionalismos retornan. Los mejores deseos con hipocresías y envidias incluídas. Los mejores buenos propósitos que nunca se cumplen. Aún así, año tras año repetimos las mismas rutinas tan magistralmente aprendidas.

Esta reflexión me ha hecho pensar en la idea del Eterno Retorno a la que se refiere Milan Kundera en el inicio de la magistral obra La Insoportable Levedad del Ser: un día todo se repetirá tal como ya lo hemos vivido y también esta repetición se repetirá infinitamente. La idea del eterno retornoo designa una cierta perspectiva desde la cual las cosas parecen ser distintas de cómo las conocemos: aparecen sin la circunstancia atenuante de su fugacidad. Esta circunstancia atenuante es la que nos impide pronunciar cualquier veredicto. ¿Es posible condenar aquello que es efímero? En un mundo basado en la inexistencia del retorno, todo está perdonado por adelante y, por lo tanto, todo está cínicamente permitido. En el mundo del eterno retorno, en cambio, cada gesto soporta el peso de una responsabilidad insostenible. Por este motivo, Nietzsche designó la idea del eterno retorno como “la carga más pesada”.

Ha empezado un nuevo año y todavía es difícil saber qué es cierto y qué no, qué es real y qué es sólo falsedad. Y, en consecuencia, todavía es difícil saber qué camino tomar.

Dice Kundera que “en el fondo es bastante natural no saber lo que uno quiere: el hombre no puede saber nunca qué es lo que debe querer ya que no tiene más que una vida y no la puede comparar ni con sus vidas anteriores ni corregirla en las posteriores. El hombre lo vive todo por primera vez y sin ninguna preparación. Como si un actor representara la obra sin ningún ensayo. Pero, ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo de vivir es ya la vida misma? Por eso, la vida es siempre un intento. Lo que sólo sucede una vez es como si no sucediera nunca. No poder vivir más que una sola vida es como no vivir ninguna”.

En este principio de año nuevo, pienso que Kundera nos lanza aquí una muy interesante reflexión. Ahora que es momento de enfrentarse a nuevos retos, a nuevos proyectos y a nuevos pedazos de vida, reflexionar sobre el sentido de la misma debería ser un deber. Quizás así todo fluiría a otro ritmo, con otra dinámica…

Deja un comentario

Archivado bajo autores, filosofía, literatura, psicología

Consejos para ser altamente efectivos en el 2010

 

“En toda la vida hay etapas secuenciales de crecimiento y desarrollo. El niño aprende a darse la vuelta, a sentarse, a gatear, y después a caminar y correr. Todos los pasos son importantes, y todos requieren su tiempo. No es posible saltarse ninguno”.

Stephen Covey. Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

El 2010 está a punto de llegar y es un buen momento para proponernos la total efectividad, tanto en el ámbito personal como en el profesional.  A menudo estamos muy atareados sin ser muy efectivos. Por ello, os propongo un repaso de las tesis de Covey, junto a algunos de mis propósitos de año nuevo.

Como dice Aristóteles, “Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”.

1.- Ser Proactivo. Yo soy responsable de mi propia suerte y me propongo afrontar esta responsabilidad con energía y proactividad para generar las máximas posibilidades de conseguir mis retos este año.

2.- Empezar con un fin en mente. El 2010 tiene que ser el año de la creación y consolidación de mi marca personal en la que este blog tiene que actuar como elemento fundamental de cohesión personal y profesional. Empezar con un fin en mente significa saber adónde se está yendo, de modo que se pueda comprender mejor dónde se está, y dar siempre los pasos adecuados en la dirección correcta. Dice Covey que el modo más efectivo de empezar con el fin en mente consiste en elaborar un enunciado de la misión personal. Mi misión personal para el 2010 es impregnarme de cultura 2.0. en estado puro, una cultura que deseo poder aplicar en todos los ámbitos de mi vida y que supone llevar a cabo una transformación total (incluso una ruptura) de los paradigmas y hábitos que me rodean. Sé que encontraré mucha reticencia en el camino pero tengo claro que ésta es la ruta a seguir.

3.- Establecer primero lo primero, aprendiendo a decir que no cuando sea necesario y organizando las prioridades con sentido común.

4.- Pensar en ganar/ganar. Ver la vida como un escenario cooperativo, no competitivo. El paradigma es que hay mucho para todos, que el éxito de una persona no se logra a expensas o excluyendo el éxito de los otros. No se trata de tu éxito o el mío, sino de un éxito mejor, de un camino superior. En la blogosfera, el éxito de uno en realidad es el triunfo de la colectividad. Sin la interrelación, sin la multidireccionalidad, el fenómeno moriría.

5.- Procurar primero comprender, y después ser comprendido. La capacidad de empatía como clave.

6.- La sinergia. Crear nuevas alternativas. La sinergia es la esencia del liderzago transformador. Significa que el todo es más que la suma de sus partes. La esencia de la sinergia consiste en valorar las diferencias: respetarlas, compensar las debilidades, construir sobre las fuerzas.

7.- Afilar la sierra. Trabajar en la renovación permanente de las cuatro dimensiones de nuestra naturaleza: la física, la espiritual, la mental y la social/emocional. Para la física, me propongo iniciar mi siempre reto pendiente (hacer deporte con regularidad). Para la espiritual y mental, me propongo incrementar el número de lecturas, y para la emocional, mi reto es intentar comprender a los que de ninguna forma comprendo. Prometo que lo intentaré.

7 hábitos muy saludables para empezar el año con energía, alegría y optimismo.

“Cuando muera, quiero estar completamente agotado. Pues cuanto más duramente trabajo, más vivo”. George Bernard Shaw.

Deja un comentario

Archivado bajo autores, psicología, web 2.0.