Haití y la engañosa solidaridad

La obra de Ernesto Sábato, El Túnel, abre muchas vías de reflexión, una de ellas acerca de la generosidad y solidaridad humana.

Cualquiera sabe, dice el autor, “que no se resuelve el problema de un mendigo con un peso o un pedazo de pan: solamente se resuelve el problema psicológico del señor que compra así, por casi nada, su tranquilidad espiritual ysu título de generoso. Júzguese hasta qué punto esa gente es mezquina cuando no se decide a gastar más de un peso por día para asegurar su tranquilidad espiritual y la idea reconfortante y vanidosa de su bondad. !Cuánta más pureza de espíritu y cuánto más valor se requiere para sobrellevar la existencia de la miseria humana sin esta hipócrita operación!”

Estos días, Haití llena todos los espacios de los medios de comunicación despertando una repentina vena de solidaridad generalizada. Una solidaridad muy positiva pero muy engañosa. Todos los días del año países enteros del mundo viven en la más extremada pobreza y miseria y nadie se acuerda de ellos a no ser que la televisión les dedique sus preciados minutos. El objetivo sería conseguir educar en la generosidad desde la primera infancia y lograr así que todos sepamos dar de forma espontánea y natural una parte de lo que tenemos a los más necesitados, lo que es muy distinto a dar una parte de lo que nos sobra.  Para mí no tiene ningún mérito que Angelina Jolie y Brad Pitt den 1 millón de dólares. Si no lo dan a Haití se lo gastarán en  joyas u otros lujos superfluos. El gran mérito sería que renunciaran a una parte de su ostentoso estilo de vida para ayudar a los demás. De forma verdadera y auténtica. Las operaciones de márketing maquilladas de responsabilidad social son demasiado perceptibles, demasiado teatrales y demasiado alejadas de las necesidades reales. La auténtica responsabilidad social siempre es mucho más modesta y discreta. Las ostentaciones públicas suelen estar reñidas con la autenticidad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, autores, educación, literatura, psicología, títulos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s