La fiebre del cambio perpetuo (Vodafone M1)

“La novedad es siempre la condición del goce”. Freud

En mi caso particular, no sufro la fiebre del cambio de manera permanente pero recientemente me entraron unas ganas repentinas de cambiar mi teléfono móvil a través de los puntos acumulados en Vodafone.

Me dejé seducir por el Vodafone 360 y en concreto por el modelo M1 pero en seguida me percaté de mi grave error. ¿Para qué quiero comprometerme a pagar 15 € al mes (iva no incluído) por unos servicios que realmente no necesito? Este teléfono te obliga a disponer de una tarifa plana de internet con el objetivo de que puedas estar permanentemente conectado a internet y especialmente a tus redes sociales. La idea es buena pero al mismo tiempo absurda.

Me paso el día conectada en el ordenador e incluso me he comprado un netbook para poder estar activa en mis desplazamientos diarios en el tren. ¿Para qué quiero internet en el móvil si además el servicio que de verdad me interesaba, el acceso a mi correo electrónico, no funciona? Funcionó los primeros días pero ahora no hay forma de sincronizarlo.  

Creo que, por una vez, fuí víctima de la fiebre del hiperconsumidor y llevé a cabo una compra impulsiva sin reflexionar sobre las ventajas y desventajas reales del producto en cuestión. Y lo peor es que me di cuenta del error en seguida. Al día siguiente de la compra intenté cambiar el teléfono por otro modelo pero no lo logré. En Vodafone no admiten cambios.

En su obra “La Felicidad pararadójica“, Lipovetsky define el consumo como un proceso de intensificación hedonista del presente por la renovación continua de las cosas. Según este autor, “una estética del movimiento perpetuo y de las sensaciones fugaces dirige las prácticas del hiperconsumidor. Consumir supone conocer la pequeña alegría de cambiar una pieza en la configuración del decorado cotidiano. El consumo es un viaje, un proceso de exilio cotidiano por la vía indirecta de las cosas y los servicios”.

En mi caso, lo cotidiano me proporcionaba más seguridad y tranquilidad que la novedad.  ¿Alguien quiere un Vodafone M1? Se lo cambio por un modelo más normal.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo actualidad, autores, psicología, web 2.0.

2 Respuestas a “La fiebre del cambio perpetuo (Vodafone M1)

  1. Josep

    Es la magia de lo que es gratuito, y lo peor es que esto de los puntos viene de muy atrás. Lo de los puntos ya lo descubrieron los de la Gallina Blanca

  2. Cleofe

    Hola ¡
    Permíteme presentarme soy Cleofe, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está interesante, Me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme
    Éxitos con tu blog.
    Un beso
    Cleofe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s